Como expertos en reparación de máquinas de coser en el Centro de Madrid sabemos que los usuarios de este tipo de máquinas tienen que tener especial cuidado para no hacerse daño en las manos o acabar con problemas de espalda o cuello. Sigue leyendo y aprende varios consejos para que trabajes sin problemas.

Tanto si eres una persona experimentada en el mundo de la costura, como si la practicas por afición y estás aún experimentando sabrás que las manos y la espalda son las partes del cuerpo que más pueden sufrir. 

Es muy fácil perder la noción del cuerpo cuando te concentras en una actividad como la costura. Por eso, hasta que te acostumbres a mantener las posturas correctas, debes darte pequeños toques de atención. Coloca un letrero o una pegatina, una alarma que te avise con frecuencia para revisar tu postura, alguien que pueda vigilarte y avisarte cuando te encorvas. Recuerda lo importante que es mantener la espalda y el cuello rectos.

Algo que puede mejorar tu salud y también la de tu máquina es tenerla en un mueble adecuado. Siempre recordamos esto cuando tenemos que llevar a cabo una reparación de máquinas de coser en el Centro de Madrid. Tenerla en un lugar inestable o lleno de otras cosas puede provocar que se cuelen en su mecanismo y empiece a dar problemas. Igualmente, como este tendrá una altura adecuada, facilitará mucho el mantener una buena postura.

Para que tu atención no se pierda y te acabes pillando un dedo con la aguja es muy importante que realices descansos. Y durante esos descansos, puedes introducir también algunos estiramientos. Deberás ser tu mismo quien establezca la periodicidad y duración de estos, para que así se adapten a tu rutina de trabajo.

Como ves, es muy sencillo coser cuidando tus manos y espalda. En Sitomaco somos especialistas en máquinas de coser, te esperamos con las mejores máquinas y consejos. Consúltanos sin compromiso.