Las costureras antes de la máquina de coser

91 579 48 33
Las costureras antes de la máquina de coser

Si tienes la suerte de conservar aquellas prendas que te hacían tus abuelas o tu madre con todo el cariño del mundo con las máquinas de coser patchwork del centro de Madrid, seguramente puedas apreciar la calidad y durabilidad de la ropa hecha con estas máquinas. Pero no siempre se ha podido coser con máquinas, y por ello en este artículo te contaremos la vida de las costureras antes de la revolución industrial.

La revolución industrial trajo muchos de los inventos que perduran hoy en día, como la transformación de la costura de medios manuales a mecánicos y, posteriormente, a eléctricos con la aparición de máquinas que hoy en día puedes ver en una tienda de máquinas de coser patchwork en el centro de Madrid.

A principios del siglo XIX, y debido a la proliferación de una burguesía adinerada que empezaba a emerger en las naciones occidentales de Europa, se produjo una demanda de ropa a la moda. Esto hizo que muchas mujeres jóvenes de la época se desplazaran a las ciudades y empezaran a trabajar como costureras en talleres o por su cuenta ofreciendo sus servicios a los burgueses.

Las condiciones de trabajo en los talleres eran abusivas, siendo jornadas de más de 20 horas, y afectaban a la salud de las costureras.

Las costureras más profesionales que ofrecieron sus servicios a la clase burguesa tenían mejores condiciones de trabajo. Muchas de ellas establecieron una relación estrecha con sus clientes, y eran frecuentes las sesiones de prueba donde se entablaban tertulias con té incluido, constituyendo los principios de lo que hoy en día conocemos como alta costura.

A mediados del siglo XIX, el sector de la costura sufre su gran transformación con la invención de la primera máquina de coser y su posterior evolución hasta las máquinas de coser más modernas.

En Sitomaco estaremos encantados de enseñarte las nuevas máquinas de coser.

haz clic para copiar mailmail copiado